Ya es posible volver invisible a los objetos.
Invisibilidad espectral. (OSA)

Un estudio dio con un método que permite hacer que un objeto en específico pase completamente desapercibido por la vista. Descubre cómo lo lograron..

Volver objetos invisibles a la vista es un recurso propio de las películas de fantasía o de ciencia ficción. Sin embargo, investigadores e ingenieros llevan mucho tiempo estudiando este campo de la ciencia para descubrir por qué percibimos los objetos, y cómo pueden ser ocultados a la vista de forma temporal.

De hecho, hasta ahora era posible hacer que algo fuera imperceptible siempre que un solo color de luz lo iluminara. En situaciones normales en las que hay un amplio espectro de luz -como cuando la iluminación proviene de la luz solar o de cualquier tipo de luz artificial- no había sido posible hasta ahora.

Un grupo de investigadores ha logrado con éxito volver invisible un objeto. Forman parte del Instituto Nacional de la Investigación Científica (INRS)

¿Cómo funciona?

Para que un objeto pueda ser visto, es necesario que esté en contacto con ciertas ondas luminosas. Son ellas quienes aportan el color que es percibido por el ojo. Por ello, experimentos anteriores intentaron evitar que las ondas atravesaran el objeto y desviaron la luz alrededor. Aun así, existía un tipo de interacción, y las cosas continuaban siendo percibidas por la vista humana.

Para lograr invisibilizar un objeto, los investigadores manipularon la forma en la que la luz interactúa con el objeto, en lugar de desviarla. Para ello, debieron jugar un poco con la frecuencia de las ondas luminosas (que es lo que le aporta color a una cosa) mientras atravesaban el objeto.

Es importante destacar que del espectro electromagnético, el ojo humano solo percibe una pequeña gama. Por lo que las ondas que debían ser manipuladas no son tantas como las que en efecto posee la luz en condiciones normales.

Los investigadores explican su experimento con un ejemplo: si se trata de un objeto verde, solo es perceptible porque la frecuencia de luz correspondiente al color verde interactúa con el objeto. Por lo tanto, cuando las olas luminosas iban a atravesar el objeto, hicieron uso de su dispositivo de invisibilidad para afectar esas ondas y hacer que aquella correspondiente al color verde se asemejara más al azul.

Como resultado, al tener contacto con el objeto en cuestión, la frecuencia necesaria para hacerlo visible al ojo humano no se encontraba, por lo que el objeto pasa desapercibido.

Aún continúan trabajando para mejorar su dispositivo.

Referencias:

Ana Gómez
Calificación: 4/5 (1 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre