Toda la verdad sobre el inquietante robot humanoide de Disney

A estas alturas no es ningún secreto que los robots y la inteligencia artificial se han convertido en una prioridad de algunos de los gigantes tecnológicos más importantes del planeta, como en el caso de Google. Sin embargo, no dejamos de sorprendernos con los avances y, en este caso, con el aspecto de esos robots que están diseñando las grandes compañías dedicadas a este propósito.

Hoy nos gustaría hablar del robot creado por Disney Research, la compañía que, evidentemente, pertenece al gigante del entretenimiento y se encarga, exclusivamente, de desarrollar nuevas tecnologías.

A grandes rasgos, este robot humanoide se ha creado para que pueda realizar gestos de manera muy similar a los seres humanos, y es tal su realismo que ha dejado la sangre helada a más de un espectador al visionar el vídeo que han subido a YouTube.

Aludiendo al comunicado que han hecho público los responsables de su creación, el robot se diseñó con forma de busto humanoide “animatrónico” y su principal objetivo es crear una interacción con el humano que demuestre nada menos que “la ilusión de la vida”.

Como podemos ver en el vídeo, el robot sigue la mirada de la persona que tiene en frente e interacciona con ella, imitando, casi a la perfección, los típicos gestos humanos. Según sus desarrolladores, ubica a las personas en su entorno cercano, identifica a aquellas personas de interés basándose en sus acciones más relevantes y selecciona un tipo de comportamiento que considera adecuado y lo proyecta en su mirada a través de ciertos movimientos.

Aunque, evidentemente, no sabemos cómo funciona exactamente este inquietante robot, parece que se fundamenta en mecanismos que imitan conductas humanas de carácter motor, focalizando su comportamiento en la atención de los sistemas biológicos involucrados.

Imagen: Maximalfocus

El robot es capaz de leer la situación, echar una ojeada al entorno, mirar a alguien en concreto que le ha llamado la atención y reconocerlo, como podemos ver en el vídeo mencionado.

No cabe duda alguna de la importancia que ha adquirido la inteligencia artificial y los robots en las aplicaciones tecnológicas más recientes. De hecho, el usuario demanda cada vez más realismo en la tecnología, especialmente cuando se trata del entretenimiento.

Podemos ver sendos ejemplos de ello en el sector del videojuego y también en el del juego en general. Cuando hablamos de juegos online de casino, por ejemplo, los desarrolladores están muy focalizados en que los usuarios disfruten de una experiencia digital cada día más cercana a la realidad, no solo con crupieres reales en muchos casos o chats en tiempo real, sino con softwares de atención al cliente y con el desarrollo de oponentes, precisamente fundamentados en la inteligencia artificial, cada día más efectivos.

Imagen: H Heyerlein

Con los videojuegos pasa algo similar, puesto que en la actualidad, esa inteligencia artificial no solo está fundamentada en proporcionar experiencias cada vez más reales a los usuarios, sino que es capaz de tomar decisiones por su cuenta e interpretar lo que ve. Es más, la inteligencia artificial de los videojuegos ya es capaz de improvisar de manera mucho más lógica de la que lo hace un humano, dejando los sentimientos a un lado, y también mucho más rápido que nosotros. De hecho, lo hace millones de veces más rápido.

Tanto en los juegos online de casino como en los videojuegos en general, la inteligencia artificial se convierte, en algunos casos, en un rival encomiable. Sin ir más lejos, si nos remontamos al 1997, cuando la supercomputadora de IBM, Deep Blue, ganó a Gary Kasparov, el número uno del mundo durante nada menos que diecinueve años (entre 1986 y 2005) podemos hacernos una idea de cómo está la situación en la actualidad.

Hace algo más de un año, la inteligencia artificial desarrollada por Open Ai, empresa fundada por Elon Musk, consiguió ganar a un equipo profesional de DotA2, uno de los videojuegos más populares de los últimos años. En definitiva, el inquietante robot de Disney es solo un adelanto de lo que está por venir. Es una cuestión de tiempo que todo el dinero invertido en el desarrollo de inteligencia artificial y robots se materialice en lo que hace unos años solo podíamos soñar. Serán unos años emocionantes para los amantes de la tecnología.

Calificación: 0/5 (0 votos)
Calificación: 0/5 (0 votos)