Tetera de cerámica negra
Tetera de cerámica negra con tazas de té (Unsplash)

Los aromas de té envuelven desde el primer momento en que se abre un paquete. Aunque existen muchas variedades, todos comparten la característica de tener un grato olor. Prepararlos, más allá de significar una tarea para el día a día, es una excelente forma de relajarse y disfrutar un momento de tranquilidad.

Té verde

Se trata del té más popular que existe entre los consumidores. Es una fuente muy valiosa de distintos nutrientes, como el Selenio y las vitaminas A, C y E. Dentro de las propiedades que causan beneficios en el organismo resalta el control del colesterol malo en la sangre, por lo que es un apoyo muy valorado para combatir las enfermedades cardiovasculares, sobre todo la hipertensión.

Por otro lado, ejerce un efecto preventivo en torno a enfermedades como el cáncer, gracias a que combate los radicales libres. También ayuda a controlar los niveles de glucosa y puede evitar la formación de caries.

Para aprovechar todos sus beneficios, los especialistas recomiendan que sea consumido como una bebida caliente a la hora del almuerzo y también como acompañamiento para la merienda de la tarde. En ambos casos, es capaz de ayudar a la recuperación de energías. Y para variar un poco su sabor o potenciarlo en distintos aspectos, se puede mezclar con limón, anís o manzanilla.

Té blanco

Este es un té que puede ser considerado como el de mejor valor por su estructura y propiedades. En los últimos tiempos está ganado popularidad gracias a que es capaz de trabajar de forma muy eficiente sobre los radicales libres. Es una buena fuente de energía, actúa sobre el fortalecimiento de procesos cognitivos, ayuda a eliminar grasas y es un diurético de primera línea.

Otra de sus propiedades más relevantes gira en torno al sistema digestivo, por lo que puede ser un arma muy poderosa para consumir después de la comida, donde no solo será capaz de mejorar la digestión sino que también devolverá las fuerzas que se hayan perdido en el transcurso de la mañana.

Caso similar ocurre con las personas que desean perder peso. Acompañar su consumo con una dieta baja en grasa puede ser la combinación más apropiada para conseguir el talle que siempre has deseado.

Té rojo

¿Deberías cambiar el consumo de café por té? Si es para escoger un tipo, como este té rojo o cualquiera de los otros mencionados en este artículo, seguramente sí.

En este caso, es un té que ejerce un efecto depurativo sobre el organismo de forma muy suave, incluso mediante la orina, ya que es un buen diurético. Otro aspecto que favorece al cuerpo es el respaldo que ofrece al sistema inmunitario, evitando contraer enfermedades de temporada. Por todo esto, es recomendable hacer su consumo a media mañana, donde se le da la posibilidad de actuar con toda tranquilidad.

Si te apetece variar su sabor y olor, es recomendable prepararlo acompañado de una barra de canela, ya que ambos ingredientes juntos combinan muy bien.

Té negro

Es un té que trabaja con un efecto focalizado que ayuda a controlar distintos aspectos en materia de salud. En primera instancia, puede combatir los dolores de cabeza de forma rápida y eficiente. Pero también es capaz de mantener muy limpios los vasos sanguíneos, lo que reduce en buena medida las posibilidades de sufrir cualquier tipo de problema cardiovascular.

Ya que tiene un elevado nivel de teína (sustancia de efecto estimulante como la cafeína), es un buen aliado para las mañanas, cuando la necesidad de una inyección energética es muy bien valorada para llevar a cabo todas las actividades del día a día.

Algunas personas disfrutan de preparar este té acompañándolo de un poco de leche para atenuar su sabor. Sin embargo, es mejor acostumbrarse a consumirlo en su versión natural.

Incluir distintos tés en la dieta, sin duda dará un cambio rotundo a la forma en que se ve el comportamiento del cuerpo desde todos los ángulos posibles. Para ello, se puede aprovechar de ir incluyéndolos poco a poco dentro de la dieta, hasta que se hagan un complemento insustituible.

Agencias
Calificación: 0/5 (0 votos)

Responder

Deja tu comentario
Introduce tu nombre